domingo, 21 de agosto de 2011

Primeras semanas: sumando kilómetros

Semanas de base, donde toca ir incrementando poco a poco el kilometraje semanal para ir acostumbrando a las piernas a lo que les espera en los meses venideros. Con estos días de calor que estamos pasando, se hace muy difícil entrenar, y pese a que me gustaría hacerlo siempre a primera hora de la mañana o a última de la tarde, mi escasa voluntad organización me lleva a entrenar en las peores horas.

El viernes cayeron 15 kilómetros con muy malas sensaciones, piernas pesadas y flato en algunos momentos. Los 3 a ritmo de competición salieron bien, aunque los hice en terreno montañero con mucho bache, raíces y piedras ( ideal si lo que quieres es hacerte un esguince ).



Esta mañana, se presentaba como una incógnita ya que por mi cabeza rondaba la idea de correr el Duatló Sos Himalaya en Tarragona. Por varios motivos he decidido posponer el debut en duatlón para otra ocasión, aprovechando para hacer la tirada programada de 18 kms por montaña en ayunas. Mejores sensaciones que el viernes en un recorrido más exigente, ya que en lugar de la clásica vuelta de calentamiento por el Pi Gros, he optado por tirar directamente hacia el Pic de les Agulles. A media subida, vuelta atrás y hasta el Camp de Tir con el posterior retorno hasta casa.

Como único pero, cuándo llevaba 3 ó 4 kilómetros me ha dado por mirar el teléfono para comprobar el ritmo hasta el momento. Resultado: teléfono móvil apagado y cabreo monumental, ya que no he podido trackear el recorrido. Tal vez un Garmin 610 solucionaría estos problemas, lástima que no ens ho poguem permitir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es triste pedir, pero más no comentar